EDITORIAL OTRA CARA

La hipnosis es un estado especial de la conciencia en el cual ciertas capacidades humanas normales son sobresaltadas mientras que otras se desvanecen en el trasfondo.

Como 90% de la población tiene cierta habilidad para entrar en un estado hipnótico. La hipnosis puede ser una combinación con cualquier tipo de tratamiento: Terapia de apoyo, tipos dinámicos de tratamientos, y otros.

Cuando es combinada con terapias de tipo dinámica, esto es, métodos Psicoanalíticos, se denominan Hipnoterapia Dinámica o Hipnoanalisis, cuando se combina con otras terapias se le denomina Hipnoterapia.

La hipnosis en sí no es una terapia,aunque la relajación que la acompaña puede ser muy benéfica.

El concepto de psicosis resulta polémico desde sus inicios. En un comienzo la psicosis eran entendidas como un proceso relacionado con una posesión divina.

Recién en el siglo XVII es considerada cosa de enfermos. lunáticos (con temor al contagio y la condena al aislamiento). Es en este punto donde el psicótico pasó a ser objeto de estudio. Así la psiquiatría intentó transformar racionalmente los síntomas en signos objetivos, dando lugar a la intervención e investigación neurofisiológica y la psicofarmacología.

En general se habla de las psicosis (en plural) porque se incluye un abanico de problemáticas esquizofrenia, paranoia, melancolía. catatonia. delirios. etc.)

¿Serán las neurosis y los trastornos de ansiedad un mal obligado para quienes convivimos en las sociedades contemporáneas? El autor nos inicia en el tema con el abordaje de estos trastornos desde una perspectiva histórica. Parte con el psicoanálisis y prosigue con los pensadores cuyas teorías se radicalizan en posturas radicalmente opuestas, en la búsqueda de una mayor afán científico. Con posterioridad, nos sumerge en los criterios internacionales para el diagnóstico de estos padecimientos, contenidos tanto en el DSM-IV elaborado por la Asociación Americana de Psicología; y el CIE- 10 dictado por la Organización Mundial de la Salud. Al final, el autor no cuestiona sobre el porqué los psicólogos en la actualidad no son facultados para prescribir fármacos, esto, a pesar de haber sido ellos quienes iniciaron históricamente este tratamiento.

El homicidio es un acto de agresión que implica un daño irreparable, pues la víctima sencillamente deja de existir. Ese valor es el que las leyes buscan tutelar. Pero esta agresión no siempre fue vista en esta manera. En el pasado, esta acción ahora interpretada como antijurídica era concebida bajo una perspectiva distinta. A partir de sus orígenes, el homicidio significó un acto de supervivencia de las especies; para con el transcurrir de los siglos consagrarse como un símbolo de heroicidad, según lo hemos constatado en la literatura universal. En la actualidad quizá por ser tiempos de paz y de convivencia social, se puede hablar de una patología del homicidio, pues su sentido originario ya perdió su propósito. Y he allí donde radica el principal mérito de esta obra, pues, el autor aborda el homicidio desde todas sus aristas posibles: Desde los propósitos históricos de los juzgadores.

El siguiente manual tiene como finalidad mostrar al alumno de la Licenciatura en Psicología un panorama general e introductorio de la asignatura “Introducción a la Psicología Clínica y Psicoterapia” donde nos muestra definiciones, escuelas y metodología del trabajo que realiza el psicólogo clínico en la práctica psicoterapéutica.

Este manual facilita la comprensión del tema y despierta el interés del lector o del alumno en profundizar en los tópicos aquí tratados. Este es un esfuerzo didáctico de la Escuela Superior de Psicología de Cd. Juárez.

Prófugas de la vida, tres mujeres naufragan en un universo administrado en su totalidad desde las perspectivas del macho, en el que su empleo como operadoras de maquiladoras asentadas en Ciudad Juárez, además de un salario incomprensible, les ha aportado una confusión recurrente entre su ser femenino y una tentación compulsiva por arrebatarle a los hombres los símbolos más grotescos de su poder. En la incursión, el despojo ha sido devastador. 

Esta clase de psicoterapia se enfoca de manera general, incluyendo tanto una respuesta manifiesta como una respuesta cubierta (por ejemplo, las emociones y verbalizaciones implícitas), siempre y cuando éstas se puedan señaladas con claridad. Entre las técnicas incluidas bajo este rótulo están la desensibilización sistemática, el entrenamiento asertivo, el moldeamiento operante, la extinción y el condicionamiento aversivo, así como ciertas técnicas dirigidas a modificar patrones del pensamiento.

La función sexual se funde totalmente con el estilo de vida de la persona, pues ésta se adapta perfectamente a su edad, a su estado de ánimo, a su cintura y a su carácter.

Inclusive ésta adquiere un valor intrigante, encubierto por el misterio y la sugestión. Además, tras de sí, se ocultan las más grandes ilusiones. Para los seres humanos suele ser frágil, moldeable siempre halla dispuesta para adquirir cualquier tipo de aprendizaje. Quizá sumamente ingenua e inocente. A menudo se desborda y le enjuicia sin compasión, ni respeto, como si fuese un simple aditamento desprendible, un artilugio cualquiera como aquellos atributos, añadidos artificialmente a las personas, un chivo expiatorio recurrente, sobre la cual se descarga impunemente la más irracional eclosión.